En la parte 1 de esta serie, vimos cómo la historia y la suerte pusieron al inglés en la cima del árbol lingüístico del mundo. Pudo no haber sido el idioma más hablado en el mundo, pero si el inglés tenía un PIB, habría opacado a cualquier otro idioma en el planeta.

En la parte 2, descubrimos que, particularmente en línea, la fuerza del idioma inglés está decreciendo. Solo 23 idiomas (de más de 7000) son las lenguas nativas de más de 4 mil millones de personas. eso es más de la mitad del mundo. 

Este suave declive en el uso del inglés debería ser discutido en términos del éxito económico de otros países. Mientras que China por su tamaño ha acaparado los titulares, grandes partes de Asia y África están comenzando a afirmarse en el escenario mundial. Esto tiene consecuencias para los negocios.

David Graddol, en su profético análisis para el Consejo Británico en 2006, concluyó que:

  • “Los graduados ingleses monolingües se enfrentan a un futuro económicamente sombrío mientras que los jóvenes plurilingües cualificados de otros países están demostrando tener una ventaja competitiva sobre sus compañeros británicos en empresas y organizaciones globales”.

El sentimiento es importante: reconoce que vivimos en un mundo global, donde la competencia por los empleos y los clientes no viene de la gente con la que fuimos a la escuela, sino gente en el otro lado del planeta.

He aquí por qué una actitud hacia afuera en asuntos de negocios importa hoy dia:

Negocios tradicionales y ventas

Negar el acceso a comunidades de clientes fuera de nuestras fronteras es obviamente un desperdicio considerable de oportunidades de negocio y es por eso que The Economist Intelligence Unit relaciona directamente comunicación internacional con rentabilidad, hablando de su investigación entre altos ejecutivos: 

  • “La inmensa mayoría… cree que si la comunicación transfronteriza pudiera hacer mejoras en su empresa, entonces sus ganancias, ingresos y cuota de mercado mejorarían también”. 

– The Economist Intelligence Unit

Claramente, las empresas líderes están de acuerdo: 

  • “Las grandes multinacionales reconocen la importancia de los conocimientos lingüísticos. McKinsey contabiliza más de 130 idiomas hablados a través de la consultoría de gestión, y ofrece una beca para aquellos que deseen aprender otro idioma antes de unirse. Unilever estima que hasta 80 de los 100 líderes más altos en el sector de bienes de consumo hablan por lo menos dos idiomas. Standard Chartered busca bilingües para su programa internacional de formación de posgrado”.

Financial Times [paywall]

La revolución y localización del ScuS

Pero numerosas empresas modernas no tienen vendedores ni interacciones humanas con sus clientes en absoluto. La revolución como un servicio” despliega la tecnología para convertir a los negocios tradicionalmente intensivos en capital o en personas en negocios modelados o de suscripción, generando ahorros a través de economías de escala impulsadas por software. 

Fue Marc Andreessen, el legendario inversionista tecnológico quien dijo, el software se está comiendo al mundo“, lo que significa que ningún negocio puede escapar de la alteración impulsada por la tecnología. Cada vez tendremos más interacciones que no impliquen intervención humana (un buen ejemplo de esto en nuestra vida cotidiana es el pago automático en tu supermercado local), y si es para ventas o servicio, estas interacciones necesitan ser localizadas. 

Si utilizas, por ejemplo, Google Drive o Slack, estás utilizando un producto probablemente todos los días que nunca te fue explicado o vendido por un ser humano. ¿Te habrías registrado en Google Drive; habrías sido incluso capaz de registrarte en Google Drive, si el proceso te hubiese sido presentado en un idioma diferente? 

Ahora, casi todos los negocios tienen un componente en línea; casi todos los negocios en línea quieren potenciar el alcance y escala mundial; y para ello se necesita la localización del idioma.

Soporte y Servicio

Lo mismo ocurre con la prestación de servicios pos-venta no solo porque las empresas de hoy en día atraviesan fronteras, sino porque también el soporte, al igual que las ventas, ahora opera a través de múltiples canales. Internet ahora es una herramienta social más que una herramienta de información Facebook y Reddit son las páginas web más populares (por tiempo utilizado en el sitio) y compartimos nuestras experiencias, recomendaciones y quejas en muchos canales. 

Las empresas deben supervisar Twitter para los comentarios (¡Por ejemplo las quejas!), y aceptar las interacciones con los clientes por correo electrónico, la página de contacto del sitio web, charla electrónica y un gran número de aplicaciones de mensajería desde WhatsApp hasta Snapchat. Todas ellas están basadas en texto, y para la mayoría de las empresas es bastante difícil supervisar todos los canales y solicitudes de selección o consultas de soporte, y mucho menos lidiar con múltiples idiomas.

La nueva Globalización

Debido a que no hay una respuesta común, las empresas han luchado contra los retos de alcanzar una escala global sin olvidar los matices locales. 

McDonalds, por ejemplo, es sin duda uno de los jefes de producto y marca más hábiles del mundo, que exporta al máximo sus restaurantes y alimentos en todo el mundo. Aun así, a veces McDonalds significa algo diferente por ejemplo, en China es un sitio ideal para una cita en vez de un lugar de comida rápida. O, el producto en sí tiene que cambiar en Francia (para alegría de los niños que van de visita escolar desde el Reino Unido), McDonalds sirve cerveza.

El primer McDonald’s de China: Shenzhen, 1990.

En el ámbito de la fabricación, la impresión 3D está logrando de repente que sea altamente rentable el fabricar productos localmente de hecho, los bienes de consumo y las piezas de recambio pronto se imprimirán por encargo en cada esquina. De repente, tiene sentido imprimir la pieza para un avión abandonado en el aeropuerto donde se encuentra, en lugar de hacerlo volar desde un aeropuerto central internacional. Tiene sentido imprimir accesorios para bienes de consumo en la misma caja, a tiempo real. Y para muchos fabricantes, esto significará menos centros y más actividad comercial en la línea de frente de cada territorio, en el punto de venta, e incluso en los hogares de los clientes.

El equilibrio entre lo global y lo local se ve interrumpido por una nueva tendencia nuevamente impulsada por los avances en la fabricación digital. El ejemplo anterior de McDonalds muestra cómo las empresas multinacionales deben centralizarse o descentralizarse; utilizando sistemas “hub and spoke” de diferentes formatos para alcanzar diversos objetivos de negocio. Por ejemplo, las funciones administrativas como la nómina son normalmente nacionales o incluso globales; mientras que las funciones orientadas al cliente pueden ser regionalizadas a gustos locales.

Entender y ser entendido

Los negocios en el nuevo mundo no exigirán que tu equipo directivo hable varios idiomas (aunque sin duda ayudaría). Sin embargo, exigen que sean capaces de trabajar internacionalmente, con sensibilidad hacia las culturas globales.

Exigen que seas receptivo con los clientes a nivel mundial. Se volverá inaceptablemente frustrante vender a los consumidores en su propio idioma, paro luego fallar en proporcionar soporte igualmente eficaz. La experiencia del cliente es un asunto que no solo incumbe al inglés. 

El software, el hardware, los nuevos modelos de negocio y la interconexión de miles de millones de seres humanos se están interrumpiendo, reconstruyendo y eclipsando sectores enteros: el idioma no puede permanecer como la barrera final hacia el aprovechamiento de estas oportunidades. 

 


 

Lee a continuación: Por qué estamos construyendo una comprensión universal con Unbabel