Los robots están llegando. Y dan miedo. Esa es una de las conclusiones de un estudio encargado por la Royal Society del Reino Unido, que evaluó la percepción del público sobre los riesgos y beneficios del aprendizaje automático.

Pero el aprendizaje automático y la robótica son solo dos componentes de la IA, no es todo. Y nuestra percepción de riesgo asociado se magnifica a causa de Hollywood. Por ejemplo, la encuesta muestra que tenemos un miedo en particular de la política predictiva la idea de que organizaciones gubernamentales podrán realizar juicios sobre nuestra propensión hacia todo tipo de comportamientos antisociales (Minority Report) e incluso tomar represalias (Robocop).

Los consumidores comunes todavía no entienden la inteligencia artificial- su visión es distópica; especialmente porque la prensa se centra en la idea de que la lA roba empleos. Esto es comprensible: uno de cada seis trabajadores en EEUU conduce para ganarse la vida, y esos puestos de trabajo serán sin duda arrasados en un futuro sin conductores del que apenas nos separa una década. De hecho, estamos al borde de la próxima revolución industrial, y es tentador responder de modo emocional.

Pero en un vehemente artículo de 2014, el futurista y asesor de Google, Ray Kurzweil, escribió Un niño de África con un teléfono inteligente tiene mayor acceso a la información de la que el Presidente de los Estados Unidos tenía hace 20 años. A medida que la IA se hace más inteligente, su uso no hará sino crecer. Prácticamente, las capacidades mentales de todo el mundo se verán aumentadas debido a ella dentro de una década. La típica película futurista distópica muestra a uno o dos individuos o grupos que luchan por el control de la Inteligencia Artificial (IA)”. Pero esta no es la forma en la que la IA se está integrando en el mundo de hoy. La IA no está en manos de uno o dos, sino en mil o dos mil millones de manos”.

Es un punto útil. Olvida las subidas de información a la mente (The Matrix ¿cierto?); el conductor predominante de la IA está en nuestras manos: el teléfono inteligente. Y ya ha democratizado el acceso al poder de la informática que hubiese sido impensable hace una década. La IA, de hecho, va a retirar algunos puestos de trabajo del mercado. Sin embargo, aunque los comentaristas tienen razón en decir que vamos a necesitar más cuidadores y educadores, esa no va a ser la única opción. Los nuevos paradigmas de trabajo van a estar abiertos para más gente que nunca porque en un mundo conectado, IA puede cambiar el lugar de trabajo para mejor, para todos. Estas son solo algunas de las formas en las que la IA ya se está filtrando en nuestros trabajos…

Buscar trabajo, buscar talento

Se puede ver quién está buscando trabajo Son los que tienen un perfil de LinkedIn actualizado recientemente. Mira, la mayoría de nosotros solo piensa en el mercado de trabajo cuando estamos de hecho buscando trabajo. Con la ayuda de la IA, los solicitantes de empleo pueden ser notificados cuando aparecen oportunidades adecuadas. Las empresas estarán mejor preparadas para buscar talento o construir y mantener vínculos más ricos con las personas con talento, mucho antes y después de que en realidad sean empleados. La IA también ayudará a eliminar el sesgo y a profesionalizar el proceso de reclutamiento.

Comercio electrónico

Amazon tiene una vasta cantidad de datos a su disposición, y sin embargo, a pesar de las promesas de la publicidad basada en datos, ni siquiera el poderoso coloso es capaz de hacer mucho más que Compraste uno de estos. Alguien más compró uno de esos y después compró uno de estos. Así que puede que te guste uno también “. (O tal vez simplemente no hemos notado…) En efecto, el hecho de que todos somos conscientes (y estamos cansados) del “retargeting”, los anuncios tipo “sígueme” y otras técnicas de publicidad, demuestra que el mercadeo profundamente experimental aún no ha alcanzado ni remotamente todo su potencial. La IA mejorará la focalización, la segmentación y relevancia en diversos dispositivos y canales. Así como la primera generación de servicios de Internet puso información ilimitada a nuestra disposición, la IA hará que la organización, la selección y el uso de esa información resulte práctico en lugar de abrumador. Y también se extenderá en el mundo real, porque las marcas implicadas nos seguirán en las tiendas para darnos una experiencia de marketing perfecta y más adaptada. 

Soporte

El cuidado de los clientes es cada vez más retador y la gente no es siempre la mejor herramienta para ese trabajo. La migración online ha hecho que la provisión de servicios sea más sencilla ((la mayoría de los clientes utilizan la interacción humana solo para casos excepcionales, en los que la respuesta no es evidente de forma inmediata online), pero también ha hecho más exigentes a los clientes. Queremos respuestas en cuestión de segundos, no una frustrante conversación con un empleado de atención al cliente hurgando en nuestras credenciales de cuenta. Los robots aprenden rápido y pueden superar a los asistentes humanos en algunos contextos; y podemos esperar una capacidad similar a la de Turing que mezcle a la perfección IA con las intervenciones humanas para convertirse en parte del panorama de servicio y ayuda al cliente.

Crecimiento

 En la actualidad no hay ninguna industria al margen de la tecnología, de hecho, la mayoría de las empresas de nivel corporativo admiten que están en un estado perpetuo de transformación” mientras las tecnologías chocan, para ofrecer o bien nuevas economías y oportunidades, o el olvido si se quedan atrás. Gigantes de la tecnología (Google, Microsoft) están buscando aplicar las máquinas a un conjunto cada vez más amplio de problemas. Nuevas empresas Tech-first
(Uber, Palantir) están alterando el status quo en sus nichos de elección. Y los grandes nombres industriales del siglo XX (GE, Johnson & Johnson) están luchando con laboratorios de innovación propios para energizar sus propios sectores del mercado. Todos son alimentados por la nube, infraestructura de IT ilimitada y utilización casi instantánea, gracias a nuevas tendencias, como “contenerización”. En el mundo del Software-as-a-Service, ahora es posible ejecutar una pieza de software en un portátil en una cafetería y saber que funcionará exactamente de la misma manera cuando se escala hasta cinco millones de usuarios en la nube. Si el acceso a la tecnología ya no es complejo, lo qué las empresas hacen con ella y cómo se convertirá en la fuente de ventaja competitiva y crecimiento. AI sustentará el alcance global y la personalización, generando relevancia y significado en los servicios online del mañana. 

Viajes

La industria del turismo está bajo presiones únicas. En particular, las desconexiones en mercados ferroviarios, aéreos y de alojamiento significan que casi nadie paga exclusivamente en función de los servicios que utilizan. En su lugar, pagamos por necesidad, conveniencia, o incluso tenemos nuestras opciones de viaje dictadas por los precios del combustible establecidos y cubiertos hace años. Estos mercados también están fragmentados: un vuelo estará a cargo de hasta 25 empresas diferentes que ofrecen todo, desde el avión hasta el catering. Y aun así, los viajeros en general están descontentos. Así que cualquier cosa que haga el proceso de trasladarse de A hasta B más sencillo para los pasajeros y más económico a los proveedores, será bien recibido. Todas las compañías aéreas dirigen sus propias aplicaciones, por lo que no es de extrañar que se estén apuntando al potencial que ofrece los chatbots particularmente en la omnipresente plataforma Facebook. Messenger Bot de Icelandair es particularmente hábil para gestionar las complejidades de hacer reservas individuales, y si deseas un punto de vista verdaderamente independiente, el cliente de Unbabel, Skyscanner, también está poniendo a Facebook Messenger a trabajar. 

La gestión de personas

 Cuando los RRHH son estratégicos, es un triunfo. Sin embargo, con demasiada frecuencia cae en un ejercicio táctico, de comprobación de información. AI elevará los RRHH mediante el uso de datos para conectar la dinámica del equipo con los resultados comerciales. En lugar de contratar de forma reactiva para tapar huecos, los profesionales de RRHH sabrán qué habilidades se requerirán para resolver problemas y dirigir estrategias. Ellos sabrán qué tamaño y composición del equipo obtendrá los mejores resultados. Y sabrán cómo motivar mejor a cada individuo para obtener los mejores resultados globales.

Mundos virtuales

 La realidad virtual tiene diferentes efectos en diferentes contextos e industrias; especialmente porque la IA empieza a tener impacto sobre lo que podemos lograr en entornos virtuales.
En medicina, por ejemplo, la realidad aumentada y la robótica ya se están utilizando para
mejorar los resultados del paciente. En la aviación, los primeros simuladores de entrenamiento de vuelo personal ya están disponibles. Y en el sector de los videojuegos, la realidad virtual no representa más que la evolución natural de una suspensión de incredulidad que ya hemos estado disfrutando durante más de cinco décadas. Para mejorar nuestras habilidades, para optimizar nuestras capacidades humanas en el ramo, o simplemente para disfrutar de un tiempo de inactividad, la IA potenciará experiencias virtuales que son más envolventes o más eficaces que la mismísima realidad. 

Y todo lo demás

Luego, hay aplicaciones de la IA que son universales. Unbabel tiene aplicaciones en todos los ámbitos, desde el contacto con los clientes hasta la prestación de servicios de emergencia. Siri, Alexa y Cortana, los asistentes virtuales de Apple, Amazon y Microsoft, también son omnipresentes. Google superpone datos de localización de los teléfonos inteligentes con información de Waze, la aplicación de tráfico financiada por la comunidad que compró en 2013, para tener una información topográfica muy granular. Ah, y es hora de volver a Google por la pieza de IA que probablemente utilices cada pocos minutos sin saberlo: la protección contra el correo no deseado.

Ciertamente, lo que hoy pensamos que es la cumbre de la tecnología, se reinventará mañana, y solo las empresas que estén preparadas para surfear la ola del cambio van a sobrevivir. Pero los ejemplos anteriores insinúan algunas tendencias universales, las cuales verdaderamente deberían emocionarnos.

En primer lugar, ya sea a través de la robótica o el aprendizaje automatizado, la tecnología está saliendo de la pantalla. Vamos a verla y sentirla integrada en nuestras rutinas; de hecho, cuando funciona correctamente, no la veremos ni la sentiremos en absoluto.

Del mismo modo, la tecnología se centrará y mejorará la experiencia humana. Donde la conectividad tradicionalmente nos daba información, ahora nos dará experiencias y opciones. Y como con cada evolución tecnológica hasta ahora, aunque siempre ha habido perdedores en el equilibrio, también habrá muchos que serán sacados de la pobreza financiera o de acceso y se les ofrecerá nuevas oportunidades. El hecho de que las primeras inteligencias artificiales juristas empiecen a aparecer online es un ejemplo excepcional de esta tendencia de funcionamiento; Unbabely la eliminación de las barreras lingüísticas es igualmente positivo.

Y, por último, aún seremos capaces de hacer más. Eso puede significar esforzarse más en la jornada de trabajo; también puede significar hacer cosas que se encuentran actualmente fuera de nuestras habilidades concebibles.  Al igual que el teléfono inteligente nos ha convertido a todos en fotógrafos y cámaras, con un copiloto de IA y un ayudante robot, todos podremos superar nuestras propias expectativas.


Unbabel está acelerando el cambio hacia un mundo sin barreras de idiomas al permitir traducciones fiables, perfectas y expansibles entre empresas y sus clientes. Ponte en contacto o solicita una demostración hoy.