En el año 1997, el mismo año en el que Titanic llegó a los cines (y al iceberg), el 80 % de todas las páginas de la World Wide Web estaban en inglés. Una vez volvemos al 2018, la cosa cambia.

Por supuesto, todavía discutimos sobre el hecho de que tanto Jack como Rose deberían haber sobrevivido al naufragio (si Rose hubiera compartido esa pieza de madera), pero en realidad lo hacemos en muchos más idiomas que hace 20 años.

Let's be honest. There was room for two.
Seamos honestos. Había espacio para los dos.

La razón por la que eso está sucediendo es porque hoy en día, solamente el 20 % de todo el contenido de internet está en inglés.

Y puedes imaginar lo que eso significa para las empresas de todo el mundo. Hay muchos más idiomas a considerar si quieres tener alcance mundial, y si ignoras esto probablemente estés perdiendo dinero.

Barreras lingüísticas = barreras para los negocios

Por ejemplo, en el Reino Unido el gobierno incluso calculó que la suposición de que todos hablan inglés le cuesta a su economía 48 billones de libras cada año, o el 3,5 % del PIB.

Y en la Unión Europea, solo el 16 % de los minoristas venden por internet a otros países de la UE hoy en día, una oportunidad perdida para el 84 % restante. Y solo el 15 % de nuestros queridos consumidores europeos compran por internet desde otros países de la UE.

Existe una inmensa y exponencialmente creciente montaña de contenido digital que se está acumulando en todos estos núcleos de nacionalidades, culturas, y sí, idiomas. Y, sin embargo, tener un idioma común en los negocios aumenta los flujos comerciales en un 44 %.

Pero si el idioma inglés se está desacelerando, y si todos debemos ser multilingües para aumentar los ingresos, ¿en qué idiomas deberíamos poner el ojo?

¿Qué idiomas se están apoderando del mundo?

Bueno, tampoco es que el inglés vaya a ser derrocado en esta lista. Es solo que hay muy poco margen para que el idioma inglés expanda su presencia en internet, hablaremos de eso dentro de unos segundos.

Por otro lado, otras partes del mundo están siendo testigos de un crecimiento considerable que probablemente signifique que necesitemos hablar otros idiomas para así aprovechar una gran parte del mercado global.

Según el último informe de Common Sense Advisory, podremos alcanzar el 90 % del PIB total en internet con 16 idiomas en 2022 (estos son los denominados idiomas de Primer Nivel):

Pero, ¿por qué estos idiomas están tomando el control? ¿Y qué significa esto realmente para las empresas globales?

Una mirada más profunda a los idiomas del futuro.

A medida que pasan los años, el mundo sigue cambiando a un ritmo vertiginoso. Los cambios en la población, el crecimiento económico, y la penetración de internet, pueden determinar si un idioma específico es más hablado que otros.

Por ejemplo, si nos fijamos en la penetración de internet los números pueden ser bastante sorprendentes. Common Sense Advisory predice que en 2022, en los 187 países que analizaron, el 59 % de su población tendrá acceso a internet. Sin embargo, el dato interesante es que este crecimiento se concentra principalmente en las economías emergentes, lo que explica el por qué idiomas como el Chino Simplificado están en alza.

Ahora, ¿qué pueden decirnos estas tendencias sobre los idiomas del futuro?

El inglés está cerca de la saturación.

A principios de este año, Nicholas Ostler, el autor de Empires of the Word y The Last Lingua Franca, y presidente de la Foundation for Endangered Languages, hizo una pregunta fundamental en un artículo para The Guardian: “¿hemos alcanzado el máximo nivel de inglés en el mundo?”

Bueno, realmente así lo parece, y Ostler definitivamente no es el único en pensarlo.

Quiero decir, no ignoremos lo obvio. El uso del inglés es mayor que nunca, y mucho más extendido que cualquier otro idioma en el mundo. En la mayoría de países, es el primer idioma extranjero en aprender y de acuerdo con el British Council es hablado por 1,75 billones de personas, una cuarta parte de la población mundial.

The internet in 1997 — 80% English-language content

Pero, ¿mantendrá el inglés su posición tan bien establecida en el futuro? Probablemente no.

Y los números lo demuestran. Hay muy poco margen para expandir el inglés. Se está acercando a la saturación y sus 6,2 trillones de dólares agregados del PIB en internet no serán suficientes para evitar que se hunda, mientras el resto del mundo aumenta sus cuotas de mercado.

The internet in 2018, only 20% English-language content

Entonces, ¿a dónde nos llevará este giro de los acontecimientos? La respuesta seguramente dependa de las aceleradas y emergentes economías de Asia, América del Sur y África.

Asia está en aumento y Europa está en declive

De todos los informes que he leído, todos parecen estar de acuerdo en que Asia no solo está creciendo como mercado sino también en idioma. El chino simplificado es ahora uno de los idiomas más utilizados en el mundo, y su uso seguirá creciendo. Si en 2022 poseerá un 13 % del PIB en Internet, en 2027 aumentará un 4 % y alcanzará un 17 % del PIB en Internet, ya que idiomas como el inglés siguen disminuyendo.

Sin embargo, no es solo el chino, hay muchos otros idiomas asiáticos que también están ascendiendo. El hindi, el bengalí, el urdu, el indonesio y otros que se hablan ampliamente en países como India o Pakistán seguirán aumentando en un futuro cercano.

Y esto abre muchas puertas para las empresas de todo el mundo. Estos mercados no explotados son de hecho una gran oportunidad para que las empresas entren en las etapas iniciales del hiper-crecimiento.

Pero mientras esto sucede en Asia, en Europa las cosas van en la dirección opuesta. A pesar de que Europa verá un crecimiento económico en los próximos años, la aparición de las lenguas asiáticas probablemente tomará una parte del espacio que, hasta ahora, era predominantemente europeo. Los idiomas como el finlandés, el noruego, el griego, el húngaro, el italiano, el polaco o el sueco, perderán dos o más lugares en los rankings.

Portugués y español: las excepciones a la regla.

A pesar de todo esto, todavía hay dos idiomas europeos que se hablan ampliamente en otros lugares, en América del Sur, que todavía están ganando impulso. Ese es el caso del español y el portugués.

El español finalmente superará al japonés y subirá hasta la tercera posición en 2022, justo detrás del chino simplificado y el inglés. Y no es de extrañar, ya que es el idioma oficial de 20 países y se estima que más de 572 millones de personas hablan español en todo el mundo.

Aunque el portugués no es tan fuerte como el lenguaje de Don Quijote, no obstante es uno de los idiomas más hablados en el mundo, con más de 260 millones de hablantes. En 2022, siguiendo el informe de Common Sense Advisory, el portugués superará al italiano como el séptimo idioma más relevante, con una audiencia en Internet de casi el 5 %.

¿Qué significa esto para las empresas globales?

Esto significa que ser multilingüe ya no es una opción. Sin embargo, esto no significa necesariamente que tengas que usar todos los idiomas que hemos mencionado anteriormente a la vez. Debes pensar estratégicamente y entender cuáles deberían ser tus prioridades de mercado.

Debes conocer los mercados en los que vas a entrar y estar preparado para usar los idiomas más complejos. Por ejemplo, los idiomas como el devanagari, el bengalí y el tamil, que se usan en la India, tienen sistemas de escritura complejos por lo que tal vez no resultará fácil trabajar con ellos si no eres consciente de lo que eso implica.

Pero al final lo único que importa son tus clientes y los mercados en los que estás.

¿Cómo puedes definir tus prioridades de idioma?

En pocas palabras, la respuesta a esa pregunta se basa en entender de dónde vienen tus clientes. Los datos IP, los correos electrónicos y cualquier otro tipo de contacto te darán una buena idea de tus necesidades de idioma.

Pero no solo eso. Mira tus propios datos y observa el comportamiento de tus usuarios. ¿Las personas que viven en Rusia gastan más en tu sitio web que las que viven en España? ¿O es al revés? ¿Tus clientes hablan un segundo idioma?

Estas son algunas de las preguntas que deberías hacerte antes de decidir qué idiomas usar. Por ejemplo, en algunos territorios, puede que un segundo idioma sea tan dominante que el problema se mitigue de manera drástica, en los Países Bajos e Israel, por ejemplo, el inglés es muy hablado. Pero en países como China, no es así.

Pero claro, estas son preguntas que solo tú puedes responder. Después de todo, nadie conoce tu negocio mejor que tú.

Por último, espero que este artículo te ayude a evitar cualquier obstáculo que puedas encontrarte mientras navegas por las turbulentas aguas internacionales, incluidos los icebergs.