¿Qué pasa si te encuentras en medio de una crisis – y la única información disponible para ti se encontraba en un idioma que no entendías?

Es una idea desesperada, y sin embargo una que es demasiado común. Los desastres naturales no respetan las fronteras. Y vivimos en un mundo globalizado por el que viajamos, practicamos el comercio y establecemos nuestros hogares en muchos otros países. De hecho, prácticamente todas las crisis se verán afectadas por una barrera de idioma.

Resolver problemas de idioma sería, por supuesto, ayudar también a las muchas organizaciones de rescate transfronteriza, de caridad y de bienestar que se reúnen, a menudo a corto plazo, para proveer asistencia.

La solución de este problema es el propósito de INTERACT, la Red Internacional de Traducción de Crisis; un proyecto financiado por el programa de la Unión Europea Horizonte 2020 , que reúne a académicos de las ciencias sociales, tecnólogos, gente de la industria y humanitarios de intervención inmediata. Su objetivo es investigar y mejorar la traducción en escenarios de crisis, y así permitir que las personas afectadas por la crisis tomen decisiones rápidas e informadas cuando más importa.

cortesía de nuestros socios Traductores sin Fronteras

Unbabel está encantado de ser uno de los socios del consorcio del proyecto, en compañía de expertos de todos los sectores y disciplinas pertinentes. Los socios académicos incluyen: Dublin City University, University College London, Arizona State University y University of Auckland. Otros expertos colaboradores incluyen: Microsoft Research, Traductores sin Fronteras y Cochrane, la autoridad mundial en la calidad de la investigación médica.

A medida que se desarrolla el proyecto, tres miembros de Unbabel e investigadores con experiencia, el Dr. João Graça (CTO de Unbabel), el Dr. André Martins (Jefe de investigación de Unbabel), y la Dr. Helena Moniz (Jefe de Calidad de Unbabel) estarán colaborando y compartiendo sus conocimientos con otros representantes de socios de la red.

“Es probablemente el proyecto más desafiante en términos de procesos de comunicación en el que he estado involucrado”, dice Moniz. “Nos tenemos que atrever a replantearnos los procesos de comunicación posibles, y lo que significa la traducción en tales escenarios… y cómo es posible, como ciudadanos comunes e investigadores, contribuir a ello.”

Debido a que los traductores humanos son a menudo inalcanzables durante las complicaciones logísticas de una crisis, la traducción automática puede permitir una comprensión más rápida y más amplia de una emergencia en tiempo real.

“Hemos escuchado historias que son difíciles de expresar en palabras – historias en las que el paralenguaje de la emoción y la fragilidad humana desafían al traductor más allá del propio código lingüístico — más allá de la frontera de las palabras “, dice Moniz. “Los contenidos relacionados con la salud son particularmente difíciles de traducir, [pero] los socios tienen experiencia y datos sobre este tema, y ya han traducido durante una situación de crisis del Ebola.”

El proyecto INTERACT se centra en cuatro áreas principales:

  • Política: contribuir a recomendaciones de políticas de traducción de crisis con las agencias nacionales, de la UE e internacionales.
  • Formación: para aumentar el conocimiento en diversos sectores sobre la importancia de la traducción en las crisis
  • Simplificación: hacer que los contenidos relacionados con la salud sean más comprensibles y culturalmente apropiados entre fronteras.
  • Traducción Automática: Desarrollar procesos de TA y motores para comunicaciones relacionadas con la salud en contextos de crisis.

El objetivo general es el de contribuir con la creación de mecanismos de traducción rápidos, de alta calidad y escalables, de modo que aquellos que necesitan ayuda puedan obtenerla de forma fiable, incluso en las situaciones de crisis más complejas e impredecibles.

Puedes seguir el progreso de INTERACT en Twitter.