rain and trade

La Subida y Caída del Idioma Inglés – Parte 1: Lluvia y comercio

En esta serie en tres partes, vamos a ver cómo el equilibrio del idioma , especialmente en línea, está cambiando, y lo que eso significa para los negocios. 

Si estás leyendo esto en el idioma inglés original en que fue escrito (en lugar de en una de nuestras traducciones en chino, alemán, francés, portugués, español o italiano), tal vez no sea tu primer idioma, pero es lo que hay.

¿Cómo ocurrió esto? 

Historia de culpa

El inglés es el idioma con más matices en el mundo y con una milla de diferencia (o 1.60934km si eres angloparlante fuera de los EEUU y de Reino Unido…). Tiene entre 250.000 y 1.000.000 de palabras, muchas de las cuales significan prácticamente lo mismo. 

Por ello, debemos agradecer el hecho de que el inglés sea un idioma germánico/sajón, que toma influencias no sólo de Alemania sino de toda un área que se extiende desde Europa del Este (lo que una vez fue Prusia) hasta los lindes occidentales de Bélgica y los Países Bajos. El pariente más cercano del idioma inglés es el frisón, un grupo de idiomas hablado en partes de Dinamarca, los Países Bajos y Alemania.

Pero eso no lo es todo. Latín tanto el propio idioma como el conjunto de lenguas que incluye al francés, al italiano y al español se hicieron hueco dentro del idioma inglés gracias a la religión y las muchas Cortes de poder que influyeron en el lenguaje hablado en el medievo. 

Las constantes invasiones, ya fueran exitosas o fracasadas, llevaron a que el inglés absorbiera también elementos de muchos otros idiomas. El islandés y otras lenguas escandinavas han contribuido mucho ((el sonido “th” en palabras tales como “three” y “thought”, en particular) y la invasión francesa de 1066, que definió la historia moderna del Reino Unido, significó que, lejos de suplantar la influencia sajona, el inglés sea en gran parte una combinación de tres idiomas diferentes que convivieron cómodamente durante más de un milenio.

Y mientras que nos solemos centrar en los menos agradables (léase: la barbarie) aspectos del colonialismo y el imperialismo, como es el caso de los franceses, holandeses y portugueses, las aspiraciones coloniales de los últimos 200 años han propiciado una generosa transferencia de palabras desde los dominios coloniales al idioma inglés. Véase “pijama”, “bungalow”, e incluso la muy técnica “avatar” son todas las palabras prestadas del subcontinente Indio.

Por lo tanto, el inglés es una macedonia de idiomas con cierta familiaridad para cientos de millones de personas, pese al hecho de que esta mezcla también hace que sea tan difícil de aprender.

Esto significa que millones de personas tienen una razón para comprender pequeñas partes del inglés, sin importar cómo de tenue sea su conexión con la nativa Gran Bretaña. Y sobre todo, significa que el inglés tiene la palabra perfecta para casi cualquier situación (excepto para “la palabra perfecta” para lo cual la expresión francesa “mot juste” se utiliza más a menudo), lo que lo ha convertido en un idioma versátil para todo, desde el comercio y el espíritu creativo, hasta la ley y la guerra.

Centrándonos en la historia más reciente, el colonialismo es también una de las razones por las que el inglés se ha expandido de forma tan dramática Es muy hablado no sólo en la India, sino también en gran parte de África y de la Península Arábiga y, por supuesto, es el idioma número 1 en los EE.UU. El éxito de los EE.UU. como potencia comercial justo en el momento en que surgían los medios de comunicación de masas modernos (desde el cine, pasando por la moda yhasta Internet) cimentó la posición del inglés como el idioma dominante del siglo XX.

También se puede culpar a la lluvia o al comercio

Todo el mundo sabe que en Gran Bretaña siempre está lloviendo. 

Esto no es del todo cierto, pero Gran Bretaña tiene un clima claramente templado. Y hay una escuela de pensamiento que dice que, históricamente, el comercio ha llegado antes a los climas templados. Si el comercio trajo riqueza y creó ciudades, o si las ciudades crearon riqueza y trajeron comercio es otra discusión; pero lo que no se puede negar es que, a lo largo de nuestra historia moderna, las ciudades en zonas templadas (Londres y Liverpool, Ámsterdam y Amberes, Nueva York y Tokio) han estado particularmente orientadas hacia el exterior. Entre 1820 y 1992, el PIB per cápita en las regiones templadas creció un 50% más que en las zonas no templadas

El inglés es el producto de unas circunstancias históricas, pero fue impulsado por el comercio. Y si bien es pura suerte que los EE.UU. haya resultado ser la cultura dominante durante el período del nacimiento de Internet, Gran Bretaña siempre ha sido una nación comercial. Desde las Cruzadas hasta la Ruta de las Especias, impulsado por la supremacía en el conocimiento naval, el inglés en todas sus muchas formas tiene un gran legado comercial. 

Y en una simbiosis hermosa, el uso comercial también ha dado forma al propio inglés. El inglés es efectivo pero compacto; carece de las florituras de las lenguas romances o el árabe, y a pesar de la belleza de Shakespeare, en su uso cotidiano es un idioma de hechos, diseñado para la claridad en el comercio.

Historia y comercio son las dos razones de la ascendencia del inglés. Y con ambos (el colonialismo vuelve a levantar aquí su fea cabeza) ha llegado a un consuelo, tal vez incluso una arrogancia, de que el inglés siempre vencerá. Pero el mundo está cambiando. El eje del poder político, social y económico se está desplazando, y con él, la posición del inglés en el mundo. 

En el próximo blog de esta serie, veremos el por qué, y examinaremos sus consecuencias para el negocio.

Director of Brand and Communication. Born in New York, raised in Lisbon, forged in the fires of London. Often found being walked by Moses the Dog, drinking coffee, in the cinema, following Radiohead on tour, on his racing bike (sometimes all at once). Eternally curious, tells a good story.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Facebook Instagram LinkedIn Twitter YouTube Menu Toggle